top of page

Cómo elegir, limpiar y activar mis piedras y cristales

Actualizado: 26 may 2023

Las piedras y cristales se han utilizado desde tiempos remotos como recursos terapéuticos por su capacidad de absorber, almacenar, transmitir, transformar y renovar la energía del entorno. Al entrar en contacto con otro campo energético (nosotros, los seres humanos) inestable tiende a transformarlo y equilibrarlo, generando #armonía.


La #gemoterapia o #litoterapia actualmente está en alza, ya que el uso de las piedras y cristales se utiliza en terapias como el #Reiki ya sea para el tratamiento de una afección en particular o para equilibrar nuestros chakras (centros de energía), como fuertes y sagrados #amuletos para potencializar nuestras intenciones en diferentes de tipos de prácticas rituales así como también en la #meditación.


Como tratamientos indirectos están los elixires de gemas y los preparados homeopáticos ya que en su composición química contienen oligoelementos (Flúor, Yodo, Selenio y Silicio – metaloides; Cromo, Cobalto, Hierro, Litio, Manganeso, Molibdeno, Níquel, Cobre, Estaño, Vanadio y Zinc - metales) muy importantes para nuestra salud.


Comencemos por el principio…


Gemas, piedras preciosas y semipreciosas


Lo primero a definir es que #gemas son todas! Tanto las #piedraspreciosas como las #semipreciosas.

Se diferencias por 3 características principales, a saber:

  • Su dureza: va del 1 al 10, siendo el diamante la gema con el grado más alto. La dureza es la que garantiza la durabilidad de la piedra.

  • Su singularidad: cuanto más difícil sea encontrarla en la naturaleza, su precio será más alto.

  • Su perfección: aquí entra en juego su cualidad óptica, o sea, color, transparencia, brillo, etc.

Por lo tanto las piedras preciosas serán las de mayor dureza, las más singulares (escasas y difíciles de encontrar) y las más perfectas y bellas. Podemos nombrar dentro de esta categoría al diamante, zafiro, rubí, esmeralda.

Las #piedrassemipreciosas están catalogadas en 130 especies minerales, entre ellas podemos mencionar turquesa, lapislázuli, cuarzos, aguamarina, piedra luna, labradorita, etc….



¿Cómo elijo mi piedra o cristal?


Las palabras clave son #intuición, vibración y color.

Los #cristales y piedras vibran en diferentes frecuencias, a través de ellas se conectan y relacionan con nosotros. Déjate guiar por tu intuición, lo que dicta tu corazón, concéntrate en el motivo, deseo, petición por el cual quieres una gema, tal vez te atraiga un color… tan sólo tómala en tu mano y respira y siente si te conectas o no a ella.

De repente podrás sentir calor o frío, o bien un cosquilleo o nada de ello pero en tu interior sabes que ella es la perfecta para ti! No te cierres… esa sensación, por más pequeña que sea, es la piedra que te está hablando y diciendo “yo soy la indicada”.



Purificando y activando


Los cristales reciben y dan energía de manera constante y continua por ello cuando adquieras o te regalen uno es muy importante que la limpies primero antes de usarla para eliminar cualquier energía negativa que pueda haber absorbido antes de llegar a tus manos.


Te proponemos los siguientes métodos de #purificación, recuerda el que te resuene más es el método que deberás seguir…


  • Agua: coloca tus amuletos en un recipiente y déjales caer por encima agua fría y visualiza una catarata de agua cristalina con una caída fuerte, así aumentarás su capacidad purificadora, que aleja toda la negatividad.

  • Fuego: toma los cristales y aproxímalos a la llama de una vela encendida.

  • Tierra: este método consiste en enterrar tus piedras en la tierra por 3 completas (3 días y 3 noches), la energía telúrica de la tierra tiene un gran efecto regenerador sobre los cristales ya que son su cuna, de aquí surgieron. Una vez que los desentierres lávalos con agua.

  • Aire: el aire a través de nuestro soplo sagrado, visualiza tu intención y una vez que te sientas conectad@... Dale un pequeño soplido donde alejarás toda la negatividad. Puedes potencializar esta práctica pasándole una pluma, ya que esta simboliza el elemento aire.

  • Luz de la luna: deja tus piedras y cristales durante la noche para que se limpien gracias al poder de la luz de la luna.

  • Sahumar: utiliza el humo de una planta sagrada o resina aromática vegetal como el incienso, salvia, copal, mirra. Sujétalas y exponlas al humo, vez girándolas mientras te concentras y transmites tu intención.

  • Vibraciones del sonido: puedes limpiar tus piedras y cristales gracias a las ondas sonoras, puedes utilizar una campana, un diapasón, un cuenco tibetano o una tingsha tibetana.

  • Con otros cristales: ponle encima un cuarzo cristal o un amatista y déjalos toda la noche. También puedes guardar tus cristales junto a una cornalina y ella hará el trabajo.

  • Arroz: puedes sumergir tus piedras y cristales en arroz y dejarlos toda la noche, al día siguiente retíralos y enjuágalos con agua.

Una vez que ya los hemos purificado procedemos a activarlos recargando su energía positiva…


Antes que nada te comentamos que muchos de los métodos de limpieza también sirven para activar y recargar tus piedras y cristales con energía positiva.

  • El sol: Los cristales se recargan exponiéndolos a los rayos del sol unos 15 a 30 minutos.

  • La luz de la Luna: recargarlos dejándolos expuestos a la luz de la luna durante una noche. Este método es especialmente beneficioso para los cristales utilizados en la meditación, relajación y búsqueda espiritual.

  • Energía: a través del #Reiki u cualquier terapia de sanación a través de la energía.

  • Esencias: rocíalas con alguna Brisa Purificadora de una planta sagrada o resina aromática vegetal como el incienso, salvia, copal, mirra. También puedes disolver en un atomizador un aceite esencial con agua y recargarlas según tu intención. Aquí juega un papel importante el equilibrio de los #chakras, puedes ver en nuestra categoría de blog de Equilibrando de los chakras qué hierba aromática o #aceiteesencial sirven para desbloquear, equilibrar y activar cada uno de ellos. Sujétala y rocíalas, girándolas mientras te concentras y transmites tu intención.

  • Vibraciones del sonido: al igual que te ayudan con la purificación, también las frecuencias vibratorias de los sonidos recargarán de manera positiva tus piedras y cristales. Recuerda que puedes utilizar una campana, un #diapasón, un #cuencotibetano o una #tingshatibetana.

  • Con otros cristales: ponle encima un cuarzo cristal o una selenita y déjalos toda la noche.

  • Intención: tómate unos minutos para respirar y acallar tu mente, una vez que estés relajad@ y calmad@, sosteniendo el/los cristal/es en tu mano, frótalos y visualiza tu intención. Al final puedes darle el soplo sagrado.


¿Cómo activo la intención de mi gema?


Cuando intenciones una piedra o cristal lo que estás haciendo es alinear la energía de ésta con tu propósito u objetivo.

El primer paso es elegir la piedra y tener bien en claro cuál es tu objetivo, propósito o meta a alcanzar. Ten calma y sé lo más especific@ y minucios@ que puedas.

Una vez que lo tengas claro, siéntate en un lugar tranquilo, puedes poner música relajante de fondo si gustas, sostén tu piedra o cristal entre tus manos.


Buscando la conexión energética


Comienza con 3 respiraciones profundas, cuando tu mente este calmada y te sientas relajad@, visualiza una esfera de luz blanca muy brillante y luminosa que emana de tu corazón y se expande hacia afuera, con cada exhalación más y más.

Esta luz fluye por tus brazos, llegando hasta tus manos y a la gema.

Cuando te sientas cómod@ repite varias veces mentalmente o en vos alta (como lo sientas) tu intención. De esta manera el cristal grabará esta información y te ayudará a conseguir tus deseos.


Al finalizar tu meditación agradece a la energía universal, a tus guías y maestros, a la piedra y a ti mismo. Namasté.



Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page