top of page

MERKABA descubre una de las figuras más enigmáticas de la geometría sagrada

El Merkaba, Merkabah o Merkava o Merkavah es la representación global completa y cosmológica de la creación. El merkaba también es conocido como la Estrella de David.


Este símbolo sagrado está compuesto por 2 tetraedros (el tetraedro es la pirámide triangular, un poliedro con cuatro caras - triángulos equiláteros, seis aristas y cuatro vértices) que se cruzan y giran en direcciones opuestas, creando un campo de energía tridimensional que rodea a cada persona. Esta energía se extiende más allá del cuerpo del físico.



La palabra Mer-Ka-Ba se compone de tres palabras Mer, Ka y Ba.

Mer = espíritu

KA= Alma

Ba= Verbo (cuerpo físico o racional). Los textos judíos antiguos revelan que la palabra Ba también proviene del hebreo antiguo y significa carro o vehículo.


Este centro energético aglutina armoniosamente:

Espíritu: vibración infinita

Cuerpo: Vibración finita y densa

Alma: Vibración que oscila entre las 2 anteriores


Por tanto podemos concluir que Merkaba es la unión del espíritu con el cuerpo, rodeado de luz.


Los tetraedros simbolizan la energía masculina y la energía femenina, cielo y tierra.

Al activar este vehículo de luz, estamos equilibrando estas fuerzas (integración del divino femenino y masculino) y armonizando nuestros cuerpos físico, mental y espiritual.


¿Por qué se fue desactivando nuestro Merkaba?

El merkaba fue nuestro vehículo de luz (campo energético) de descenso a este plano, el cual se fue ralentizado debido a las presiones, creencias limitantes que se nos han impuesto en el ceno familiar, educación, sociedad… La pérdida de nuestra respiración consciente hizo a su vez que se fuera desactivando y calcificando nuestra glándula pineal, la cual permite el uso y desarrollo de nuestras capacidades innatas de percepción extrasensorial…

Por tanto, nuestro campo electromagnético, dejó de vibrar a su máxima frecuencia y la conexión cuerpo-alma-espíritu fue perdiendo su armonía lo que nos llevó a desconectarnos de niveles superiores de consciencia (yo superior, de nuestro corazón y mente sagrada).



Y aquí estamos! En pleno trabajo para volver a activar nuestro vehículo de luz para el desarrollo de nuestro máximo potencial para la ascensión


La estrella tetraédrica, búsqueda de la conexión y el crecimiento personal

A través de la meditación y la respiración consciente podremos ir desempolvando nuestro vehículo merkaba, restaurando el flujo de prana (energía vital) a través de la glándula pineal fortaleciendo nuestras sensibilidades y capacidades mentales, ya que la forma geométrica y energía de los tetraedros equilibran y reactivan la actividad de ambos hemisferios cerebrales.


Al activar nuestro Merkaba, activamos el vehículo MERKIVAH – conexión entre la mente sagrada, corazón sagrado y el vehículo físico - nuestro patrón divino compuesto por los átomos simientes físico (situado en el sagrado corazón), emocional (situado en el plexo) y mental (situado en la pineal).

Expandir nuestra consciencia es armonizar patrones de frecuencia, si aumentamos nuestro flujo de energía vital (partículas diamantinas) aceleramos el proceso de ascensión.

Entonces, podemos decir que al acelerar la actividad contra-rotatoria de nuestro Merkaba, activamos la conexión físico-mente-corazón y así expandimos y empoderamos nuestro MERKANAH de luz, nuestro cuerpo de luz cristalina, para el anclaje de la nueva REJILLA CRISTALINA (44) – HUMANOS LUZ (civilización Coradi-Solar 5D).



Beneficios de la Meditación Merkaba

Cuando meditamos con geometría sagrada, su simbolismo nos imprime en lo más profundo de nuestro ser inconsciente, la oportunidad de conexión, desarrollo personal y lograr la paz interior.


Al activar nuestro campo energético, nos elevamos para conectarnos con nuestro yo superior (es decir, nosotros mismos en un nivel superior de conciencia), nos brinda la oportunidad de sentir el amor incondicional, viajar con nuestra consciencia a otros planos superiores – dimensiones, ir más allá de nuestras limitaciones de la vida diaria.


La meditación Merkaba activa nuestra energía Kundalini, que inicia en la base de nuestra columna vertebral, elevándola y extendiéndola a través de todo nuestro canal de luz, desbloqueando y limpiando nuestros centros energéticos: los chakras.


Nos da la posibilidad de convertimos en esos verdaderos co-creadores de nuestra realidad – poder manifestar aquí y ahora nuestros armoniosos deseos, objetivos, sueños… ¿Armoniosos? Sí! Cuando hablo de armoniosos me refiero a congruentes entre lo que pensamos, sentimos, decimos y actuamos.

Recordemos que somos energía interconectada hasta la misma fuente creadora … cuando combinamos la verdadera intención del alma con la energía de la fuente podemos crear cualquier realidad que elijamos.

Programando mi Merkaba


Al igual que los cristales físicos como un cuarzo, nuestro Merkabah puede ser «programado» para nuestro mas alto bien, quizás el único problema que tengamos son nuestras creencias limitantes…


Ten en cuenta que sólo tu puedes controlar tu merkaba… quizás algún terapeuta energético pueda ayudarte en tu proceso de activación y programación…


Por ejemplo… puedes programar tu merkaba para:
  • Desviar energías negativas – protección

  • Sanación física y/o emocional

  • Limpieza y desbloqueo de chakras

  • Aumentar tu frecuencia vibratoria

  • Co-crear tu realidad: tareas especificas y detalladas

  • Conectar con tu sagrado corazón – quién eres, de dónde vienes, cuál es tu misión de vida

  • Conectar con tu Yo Superior

  • Viajar a otras dimensiones

La activación y programación la realizaremos a través de la meditación… te invito a que meditemos juntos…



Disfruta de tu día, disfruta de vida!

Bendiciones & Namasté










Entradas Recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page