top of page

Mudras, el Yoga de las manos

Mudra significa “sello”, sellar en la energía. Son gestos que realizamos con las manos y dedos. Podemos decir que son el Yoga de las manos.

Son gestos sagrados que tienen la capacidad de influir en la energía de nuestro cuerpo físico, emocional, mental y espiritual.


El uso de los mudras se remonta a la antigüedad: vedas (tradición védica), hinduismo y budismo.



¿Cómo actúan los mudras?

En nuestros dedos tenemos terminales nerviosas, que al ejercer cierta presión entre ellos (no demasiada), le estamos enviando a nuestro cerebro mensajes claros y precisos. Establecemos comunicación entre nuestro cuerpo y nuestra mente creando una sola unidad.

Al realizar un mudra, la energía vital (prana) fluye por nuestros Nadis (canales energéticos) equilibrando alguna carencia o exceso energético.

Existen alrededor de 399 mudras, con ellos podemos trabajar en nuestro cuerpo físico para aliviar dolores, desbloquea emociones, calma la mente, producen vitalidad, alivian el stress, mejoran nuestro estado de ánimo, ayudan a la concentración y nos ayudan a alcanzar un estado de paz interior y serenidad, bienestar y felicidad.


Mudras Activos y Pasivos

Los mudras pueden ser activos o pasivos.

Los pasivos son los que solemos realizar y es cuando tocamos la yema de los dedos, no tocamos la uña. Solo ejercemos una presión tocando la yema de los dedos.

Los mudras activos es cuando participa la uña, ejercemos presión yema de dedo sobre uña.

Las 2 opciones son válidas y funcionan de la misma manera, recuerden que la practica hace al maestro… por lo que podemos empezar por mudras pasivos y luego a medida que desarrollamos practica podemos cambiar a la forma activa.


Cómo y cuánto tiempo hacer un Mudra

Los mudras más conocidos son bastante fáciles de hacer, tenemos que quitarnos de nuestro ser el tema de la perfección y dejarnos fluir, dejarnos conectar con la sabiduría ancestral de nuestro ADN. Lo más importante al realizar un mudra es que estemos relajados, no procurar en llegar a la mejor postura, al igual que la disciplina del yoga, al inicio nuestras asanas no serán perfectas, sino a través del tiempo, la dedicación y la práctica, iremos mejorando la postura, con los mudras pasa lo mismo!


Lo que me encanta de los mudras es que nos permiten realizar tanto una meditación dinámica como estática!

Si los vas a implementar en una meditación, puedes estar sentadx en una silla o en el piso en posición de loto, procurando que nuestra columna vertebral este lo más erguida posible. También los puedes hacer recostadx pero algunos de ellos se te dificultará.

Los podemos hacer en movimiento durante una caminata, mientras estamos en algún transporte público! Los podemos hacer dentro de nuestros bolsillos!!! No hay límites! Puedes incorporarlos a movimientos en la danza!

Hay que dejarnos fluir y conectar con ellos de la manera que más resuene con nosotros!


Al inicio puedes comenzar manteniendo un mudra por 10 respiraciones profundas, luego puedes ir incrementando el tiempo, te recomiendo hacerlos entre 3 y 15 minutos… no hay tiempo máximo! Tu decides cuando dejar de hacerlo o bien cuando gustes cambiar a otro mudra dentro de una meditación.


Recomiendo hacer los mudras, con 2 horas de distancia de las comidas (antes o después), así evitaremos el desvío de la energía hacia otras funciones.


Les propongo algunos mudras para alinear nuestros 7 chakras


Antes de comenzar, es importante tener nuestras manos limpias.

Luego, tomamos una posición sentados, en la cual estemos cómodos y procedemos a frotar nuestras manos, así ayudaremos a que la energía fluya en las mismas.


Comenzamos con …


Gyan Mudra, es uno de los más conocidos y es el sello del conocimiento.

Este mudra lo relacionaremos con el chakra raíz, Muladhara.


¿Cómo hacerlo?

Unimos la punta del dedo índice con la punta del dedo pulgar. Los otros 3 dedos estirados o libres. Las manos pueden descansar sobre nuestras piernas durante nuestra meditación.


El dedo índice representa al individuo, el pulgar al universo. Los 3 dedos restantes representan los estados de energía: equilibrio, acción e inercia. El mensaje de este mudra es que todos somos uno, el individuo y el universo son la misma cosa. Nos ayuda a estar en el momento presente, en el aquí y ahora. Y a comprender que la energía está en continuo movimiento, que todo se transforma. Promueve el flujo correcto de la energía.

Efecto: Estimula el conocimiento, sabiduría, receptividad y calma.


Dhyana Mudra, el mudra del vacío

Lo relacionamos con nuestro chakra sacro, Swadisthana. Nuestro derecho a sentir.


¿Cómo hacerlo?

Las palmas de las manos hacia arriba, la derecha sobre la izquierda, formamos un circulo que descansa en nuestro regazo, la punta de los dedos pulgares se tocan.




Beneficios del Dhyani Mudra

- Es el mudra más tradicional utilizado para la práctica de meditación

- Aumenta la concentración

- Mejora el foco positivo en el pensamiento

- Serena y aquieta la mente

- Elimina el estrés

- Limpia y renueva la energía emocional

- Ayuda a despertar la conciencia.


Hakini Mudra, el mudra de la concentración

Lo relacionamos con el plexo solar, Manipura, el tercer chakra. Nuestro centro energético del poder personal, fuerza de voluntad, poder de toma de decisión, autoestima, manifestación, abundancia y prosperidad.

¿Cómo hacerlo?

Apoya las puntas de los dedos de la mano izquierda sobre los dedos de la mano derecha, de modo que todos queden unidos por las puntas, sin que las palmas de la manos se toquen. Colócalas a la altura de este tercer chakra, justo arriba de tu ombligo.

Sus beneficios son:

Sirve para pensar con claridad, fomenta la creatividad y mejora la memoria.

Nos enfoca para conseguir y manifestar nuestros objetivos, metas, sueños y deseos.


Padma Mudra, la flor de loto

Este mudra lo relacionamos con nuestro 4º centro energético, nuestro chakra corazón, Anahata. El puente entre las energía más densas de los 3 primeros chakras y los 3 chakras superiores conectados con las energías más sutiles. La energía de Anahata nos conecta con nuestra esencia y el amor incondicional.

¿Cómo hacerlo?

Unimos la parte inferior de las manos. Meñiques y pulgares también se unen. Los demás dedos quedan estirados. Coloca este mudra a la altura de tu pecho.

Dinámica: Cuando inhales mantén abierta tu flor de loto, cuando exhales cierra las manos formando un capullo. Repite por 5 veces o bien mantenlo durante tu práctica meditativa.


Padma mudra simboliza la pureza. Incrementa la fortaleza de nuestro corazón. Nos ayuda a conectarnos con nuestra esencia y el amor incondicional. Nos hace sentirnos amados, nos ayuda a soltar aquello que nos lastima y a reconectarnos cuando nos sentimos solos o incomprendidos.


Granthita Mudra

Lo relacionamos con el primer chakra del triangulo superior unido a las energía sutiles, el chakra garganta, Vishuddha, el centro de la comunicación.


¿Cómo hacerlo?

Entrelazamos todos los dedos de las manos, y unimos las yemas de los dedos índice y pulgar. Sostén este mudra frente a la garganta.




Este mudra abre el nudo en el centro de la garganta. Abre el pasaje de las cuerdas vocales haciendo que el habla sea clara y dulce para nuestra mejor expresión.


Kalesvara Mudra

Lo relacionamos con nuestro centro energético del Tercer Ojo, Ajna, el centro de la percepción, intuición y conexión con la sabiduría.


¿Cómo hacerlo?

Las yemas de los dedos medios, las dos primeras falanges de los índices y los pulgares se tocan. Los otros dedos están doblados hacia dentro. Los pulgares señalan hacia el pecho y los codos están levantados hacia fuera.


Este mudra calma la mente, estimula la memoria y concentración y aumenta nuestra capacidad de discernimiento (poder realizar nuevas observaciones para encontrar mejores soluciones).


Anjali mudra, Namaste

También conocido por todos como Namaste, es el mudra que relacionaremos con nuestro chakra corona, Sahasrara.


¿Cómo hacerlo?

Para ello unimos nuestras manos en el centro del pecho y hacemos una pequeña reverencia o inclinación con nuestra cabeza.


Namaste significa “honro la divinidad que vive en ti porque también vive dentro de mi”



La unión de las palmas de las manos refuerza el recogimiento, la calma y la introspección. Es un acto de gratitud, de agradecimiento. Simboliza la chispa divina que reside en nuestro corazón.



Te invito a que los practiques juntos o por separado… Atrévete a experimentar los mudras en movimiento, crea tu propia danza, uno tras otro para tu conexión y armonización.

Recuerda que no hay límites! Suéltate! Diviértete! Conéctate con tu sabiduría interior y medita de una forma dinámica y activa.


Te dejo el video de un Taller de Chakras que realice donde podrás experimentar con los mudras en movimiento!



En Mayari Alquimia Herbal impartimos esta Meditación activa con los Mudras!

Donde te comparto 15 mudras para conectar con los 5 elementos y alinear nuestro canal de luz.

Puede ser presencial o en línea, individual o grupal!.

Si gustas más información… haz click aquí


Bonito día! Bonita Vida!

Bendiciones & Namaste


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page