top of page

Posturas para Meditar

Buda dijo que la meditación puede surgir en “cuatro posturas”: caminando, de pie, sentado o tumbado.

Patanjali definió una buena postura de meditación como la postura en la que se pueda permanecer tranquilamente quieto, sin moverse.


  • Observa cómo luchar para encontrar una postura imaginaria perfecta es sólo un insistente e incómodo juego de la mente.

  • Prueba con diferentes posturas, sobre todo si estás luchando contra el dolor durante gran parte de la sesión, o si el dolor perdura a pesar de que hayas cambiado de postura.

  • No es necesario utilizar la misma postura en cada sesión.


Para que aparezca la quietud y la tranquilidad, sólo tenemos que aceptar el cuerpo y la mente en el estado en que se encuentren en cada momento.

Posturas acostad@s

Para muchas personas la postura de tumbado es la mejor para poder permanecer relajado, abiertos y tranquilos. En esta postura de relajación a la mente controladora le resulta muy difícil dominar y esto favorece la aparición de un estado de conciencia más fluido y profundo.

Tienes que tumbarte en una superficie plana y suave, quizás un mat de yoga sea demasiado fino para poder estar el tiempo necesario y alcanzar un estado de meditación profunda. Te recomiendo que uses una manta doblada, o una colchoneta fina. Quizás necesites algunos almohadones, o si no cuentas con ello, una manta o toalla doblada. Prueba! hasta encontrar tu máxima comodidad... un solo centímetro puede marcar la diferencia.


  1. Postura Tumbad@ sobre tu espalda (decúbito supino) - SAVASANA: Asegúrate de estar sumamente cómod@ en una superficie suave. Preferiblemente sin ponerte ninguna almohada/almohadón debajo de tu cabeza. Puedes poner un almohadón debajo de las rodillas para proteger la espalda. O varios cojines/almohadones debajo de toda la pierna, para que los pies queden a mayor altura que las rodillas y las caderas. Cuida tus rodillas! si las piernas se desplazan demasiado hacia los lados, al cabo de un rato puede que sientas tensión en ellas.

  2. De costado: Túmbate sobre un costado, con las piernas dobladas y los brazos en la postura que te resulte más cómoda. Pon un almohadón entre tus rodillas y debajo de la cabeza. Prueba a tumbarte sobre el costado derecho y el izquierdo, para ver cuál te resulta más cómodo.

  3. Tumbado 3/4 partes de tu cuerpo hacia el suelo: Si comienzas tumbado de costado, puedes cambiar la postura inclinando el cuerpo hacia el suelo, dejando una pierna estirada. Puedes poner o no una almohada debajo de tu cabeza, es tu decisión, recuerda que lo más importante es tu confort! Puedes colocar una mano a la altura de la cadera de la pierna estirada y la otra cerca de la frente, la cara, cuello o parte superior del pecho.

  4. Tumbado boca abajo (decúbito prono): Túmbate boca abajo con la piernas estiradas, coloca las palmas de las manos mirando hacia arriba debajo de las caderas. Gira la cabeza hacia un lado, prueba si te resulta más cómodo tu lado derecho o izquierdo. Puedes colocar una pequeña almohada debajo de la cabeza a la altura del oído si gustas.





Posturas sentad@s

Coloca las manos en una posición cómoda sobre las rodillas o tu regazo.

Procura que tu espalda este lo más recta posible, para ello te recomiendo que empujes un poco tus caderas hacia delante, sentándote sobre tus isquiones, así tu abdomen se abre y otorgas un suficiente apoyo para que tu columna vertebral este erguida.

Relaja tu hombros.

Puedes recoger tu mentón ligeramente, de esta manera tu cuello se estirará.

Puedes utilizar un/os cojín/es o cuña para ayudar a tu caderas a inclinarse, o siéntate directamente en el suelo. También puedes utilizar una silla, inclinando un poco el asiento poniendo unas cuñas o calzos, de esta manera estarás evitando que se corte la circulación en la parte posterior de tus piernas.

Si decides sentarte en una silla, procura que tu espalda este recta sin tocar el respaldo. Pon tu pies en el suelo, te recomiendo realizar la práctica descalz@.


  1. Estilo Japonés Zen - Virasana: la postura del héroe. Colócate de rodillas con los glúteos apoyados en un cojín, bloque o directamente en el suelo si te es posible. No pongas todo el peso sobre las rodillas. También se realiza con ambas rodillas dobladas y colocando los pies en la parte externa de las caderas. Combina estiramiento, conciencia y equilibrio.

  2. Sukhasana, la postura cómoda: las piernas cruzadas, las rodillas no necesariamente tienen que descansar en el suelo. Representa un excelente punto de partida para meditar ya que es una postura fácil de realizar. Combina flexibilidad, fortalecimiento de espalda y hombros, relajación, mayor foco y atención.

  3. Estilo Birmano o Burmese - Muktasana: esta es una de la posturas más conocidas y practicadas, consiste en doblar las 2 piernas, tus rodillas apuntan hacia cada lado. Tanto la parte baja de las piernas como pies deben estar sobre el suelo. Alterna la pierna que dejas al frente, si es posible. Esta pose el conocida como la pose de la liberación. Calma todo el sistema nervioso moviendo el prana desde los centros inferiores hasta la columna y estimulando el cerebro. Mejora la memoria y la concentración, ayuda a eliminar el pensamiento negativo.

  4. Siddhasana, la postura perfecta: La posición se realiza cruzando las piernas, poniendo las rodillas en el suelo, los pies cerca del perineo, la espalda y los hombros rectos, y las manos pueden descansar sobre las rodillas. La diferencia con Muktasana es que en ésta los pies quedan libres, en cambio en Siddhasana un pie se coloca sobre el tobillo opuesto. Siddhasana flexibiliza las caderas, las rodillas y los tobillos. También fortalece los músculos de todo el tronco y sobre todo la espalda. Equilibra las energías de los órganos reproductores y la energía sexual. Limpia, purifica y regula el flujo de energía vital.

  5. Svastiskasana, la postura auspiciosa: Los tobillos cruzados, y cada pie se coloca en la cara interna del muslo y la pantorrilla opuesta. la columna y el cuello siempre deben mantenerse neutrales y no demasiado extendidos. Pose favorable para realizar la unidad de la existencia. Fomenta que el sistema nervioso se relaje. Un sistema nervioso tranquilo ayuda a calmar la mente, generando una mejor concentración y conciencia.

  6. Estilo Loto - Padmasana: es lo mismo que la "Burmese" pero con uno o los dos pies sobre el muslo contrario. Esta postura no es tan fácil de realizar, puedes comenzar practicando el Medio Loto (Ardha Padmasana), que es tan sólo dejar una de las 2 piernas sobre el muslo, la otra queda como en el estilo burmese (la pierna y el pie en el suelo), si optas por esta postura, alterna la pierna que va sobre tu muslo. Los beneficios de padmasana están principalmente relacionados con la concentración y la paz mental. Activa el sistema nervioso parasimpático, calmando el cuerpo y la mente. Mejora la flexibilidad de las articulaciones.




Qué puedo hacer con las manos mientras medito?

  1. Mudras: puedes realizar mudras con tus manos. Mudra significa “sello”, sellar en la energía. Son gestos que realizamos con las manos y dedos. Son gestos sagrados que tienen la capacidad de influir en la energía de nuestro cuerpo físico, emocional, mental y espiritual. Selecciona el mudra de acuerdo a la postura de meditación y al objetivo de la misma. Te dejo el link del artículo de blog sobre los mudras donde te comparto varias opciones! Mudras, el Yoga de las manos

  2. Posturas de Jin Shin Jytsu: el Jin Shin Jytsu es un arte basado en la Medicina China tradicional, y se trata de imponer nuestras manos en los flujos energéticos del cuerpo (meridianos) para nuestro conocimiento, armonización y crecimiento personal.

Si te colocas sobre tu espalda prueba de colocar una mano en el pecho y la otra sobre el pubis, si te colocas de costado prueba poniendo tus manos, ya sea la palma o el dorso) entre tus rodillas por la cara interna, o bien una puede tomar tu rodilla por la cara interna y la otra ponerla en tu pómulo, en el coxis, en el pubis, en el pecho. Si tu postura en sentado, prueba tomando - abrazando uno o más dedos de una mano con la otra, luego alterna con los dedos de la otra mano. También puedes darte un gran abrazo! coloca tu mano derecha bajo la axila izquierda y tu mano izquierda bajo tu axila derecha, los dedos pulgares se colocan hacia afuera, tocando tu pecho. También puedes tomar el codo izquierdo con tu mano derecha y tu codo derecho con tu mano izquierda. O bien colocar tu mano izquierda en el centro del pecho y tu mano derecha en pubis o coxis. Si esta información a despertado tu curiosidad! Haz click aquí para obtener más info sobre: Sesiones de Jin Shin Jyutsu - Clases Personalizadas - Formación en JSJ



Ahora te toca a ti! Cuál es tu postura para meditar???? Deja tu comentario! Te leo.

Bonito día! Bonita Vida!

Bendiciones & Namasté


Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page