top of page

Reconociendo emociones reprimidas, ganando confianza y autoestima

Actualizado: 26 may 2023

La salud física viene de la mano de mantener una equilibrada salud emocional, ya que si reprimimos nuestras emociones tarde o temprano éstas van a hacer de las suyas en el plano físico.


Reprimir nuestras emociones no significa que ya no estén, que las eliminamos o tan sólo desaparecen por arte de magia, quedan en nuestro subconsciente trabajando, trabándonos y a la espera de renacer como ave fénix.


Hemos sido programados negativamente (culturalmente, socialmente, familiarmente) para comportarnos de una manera determinada y creer en cosas determinadas. Hemos desarrollado un sistema de creencias que nos han influenciado profesionalmente, respecto a nuestras relaciones, respecto a nuestra #salud. Si organizamos nuestra vida de acuerdo a este sistema, que muchas veces no es útil ni satisfactorio, en algún momento entrará en conflicto con nuestros impulsos, deseos y necesidades naturales, propias de nuestro VERDADERO YO.


Si no aprendemos el camino para poder observar las #emociones, trabajarlas, trasmutarlas y/o soltarlas, estaremos promoviendo una ruptura interior, que causará desequilibrio, desarmonía y stress.


Nos han enseñado a “racionalizar” nuestras emociones, en lugar de vivirlas naturalmente con nuestro corazón abierto. La sociedad nos ha impuesto cuáles son las emociones “positivas” y “negativas”, cómo debemos manejarlas, qué podemos mostrar y qué debemos barrer bajo la alfombra… porque “llorar no es de hombres”, porque “hay que ser fuertes”, porque “no es para tanto!”, porque “hay gente que está mucho peor”, etc.


Las emociones son expresiones y reacciones que nos permiten actuar frente a diversas situaciones, son señales que nos advierten y ayudan a prepararnos para dar respuesta frente a necesidades, momentos determinados en nuestra vida.

Cada emoción tiene un mensaje y una intensidad que nos guía hacia el #autoconocimiento.


Las emociones “negativas”

Hay emociones que se consideran negativas, las cuales generalmente, las tratamos de evadir, reprimiéndolas, negándolas o ignorándolas, en definitiva tratamos de no sentirlas.


Podemos hablar por ejemplo de la rabia, a través de ella podemos determinar si alguien o alguna situación ha traspasado nuestros límites.

El dolor, que denota una herida profunda.

El miedo, que nos comunica la necesidad de sentirnos seguros.

La tristeza que pone de manifiesto alguna perdida.

La frustración que nos indica que existen necesidades no atendidas.

La confusión que expresa una contradicción.


Cuando no trabajamos estas emociones a un nivel consciente, su represión nos imprime un gran gasto de energía, generando desgaste físico, mental y emocional.


Pero, ¿Cómo identifico si tengo emociones reprimidas?

Al reprimir las emociones, que son energía pura, son proyectadas hacia nuestro interior, quedan encerradas en nuestro cuerpo y cuanto más intensa sea esa represión, negación más desmedida será su liberación. Las emociones siempre buscan una salida. Por ello la importancia de poder observarlas sin juicio y a partir de ahí poder trabajarlas.

Se pueden manifestar tanto a nivel físico como en el plano emocional, como por ejemplo: tensiones y dolores musculares, problemas de #insomnio, apatía (ánimo bajo, sin ganas de hacer nada), irritabilidad, #stress, control en exceso e incluso enfermedades de todo tipo.


Reconócela, hazla consciente, atiéndela adecuadamente

El observar consciente la emoción por la cual estamos transitando es de suma importancia ya que nos está enviando un mensaje fuerte y claro.


Generalmente nuestro cuerpo, a través de las sensaciones corporales, nos envía señales sobre qué emoción está fluyendo. Hay que tener en cuenta que cada uno experimentará sensaciones diferentes y las relacionará a su manera.

Si aprendemos a identificar esa sensación podremos buscar qué emoción está detrás de ella, prestarle atención en el aquí y ahora, para poder observarla sin juicios y poder transmutarla y dejarla ir. Pero ahora bien, si no puedes ponerle nombre, no te agobies! Permítete sentirla de igual manera. El proceso es el mismo: observación, aceptación y dejarlas fluir.


Este proceso no es fácil ni rápido, ten paciencia, se constante y de esta manera la confianza y seguridad en ti mism@ comenzará a crecer y obtendrás el mejor regalo: el conocerte mejor!


Al desarrollar la #autoconfianza y la #autoestima podrás lograr todas tus metas y objetivos de una manera fluida, equilibrada y armónica generando bienestar en todos los aspectos de tu vida.


Autoconfianza, autoestima y resiliencia

La confianza en ti mismo es tu capacidad para ver y saber cuáles son tus habilidades y talentos. Tus herramientas para poder aceptar y enfrentar los desafíos que se presenten en tu camino.


La autoestima es la apreciación que tienes de ti mismo, la perspectiva de tu carácter, de tu manera de ser. Es la necesidad de aprecio, el de uno mismo (amor propio) y el respeto y estimación que percibimos de los demás (reconocimiento, aceptación).


Hay que destacar que hablamos de una postura realista y no arrogante.


La sumatoria de la autoconfianza y la autoestima genera la #resiliencia o entereza, la capacidad de adaptación a situaciones adversas con resultados positivos.


En definitiva el desarrollo consciente de estas capacidades hará que un individuo alcance su pleno potencial, sentirse pleno y capaz.


Algunos Tips para desarrollar la seguridad en ti mismo

Pensamientos positivos: re-entrena tu mente para que tus pensamientos negativos como “no puedo” sean reemplazados por positivos “yo puedo” - “soy capaz” – “Puedo aprender”. La persuasión verbal es una herramienta clave en el desarrollo de la autoconfianza. Dejar el focus en los problemas y céntrate y pon tu energía en las soluciones con pensamientos positivos.


Quiérete! todos nos comparamos con los demás ya que es una manera para entendernos a nosotros mismos y para desarrollar cualidades que admiramos, PERO… si esta practica te hace sentir mal contigo mismo, es una señal que necesitas confianza y autoestima por lo tanto no seas tan duro! Practica la auto-bondad cuando te compares con los demás.


Cree en ti mism@! Cuando las dudas nos acechan sobre nuestras habilidades y talentos, nos sentimos inferiores esto nos genera alejarnos de conocer nuevas personas y disfrutar de nuevas situaciones, por lo que no te estarás dando la oportunidad de experimentar nuevos caminos hacia tu evolución.

Si estás pasando por un momento difícil puede que la duda te aceche, entonces el camino es la #automotivación, puedes hacer un lista de tus logros y leerla cada vez que te sientas con dudas… esto te ayudará a visualizar el progreso hacia metas y objetivos que te hayas puesto y traerá pensamientos positivos para activarte.

Desafíate paso a paso: proponte un desafío que haga que salgas de tu zona de confort, comienza con algo pequeño, pruébalo y practica este proceso. Tu confianza irá creciendo! Recuerda que la acción es el motor de la confianza en uno mismo, ya que las experiencias son la fuente de información más importante de la autoconfianza (A. Bandura, Teoría de la autoeficacia).



Se quien verdaderamente eres: mostrarte al mundo como tal eres con tus errores, debilidades, inseguridades. Asumir y aceptar cómo somos nos ayuda a superar nuestra inseguridad y entender de manera consciente que el ocultamiento no es el camino del autoconocimiento. La aceptación del fracaso y la crítica constructiva son un hábito saludable ya que de ellos aprendemos. Plantéate ¿Y qué pasa en realidad si algo sale mal o no ocurre según mis planes?


Let it shine! Reconoce tus talentos y habilidades y déjalas brillar. Los sistemas sociales, institucionales y culturales nos remarcan nuestros puntos débiles, en ellos que debes de enfocar para mejorar… si bien es parte del proceso, no es bueno enfocarte siempre en tus puntos débiles, presta atención en lo bueno y lo que te hace feliz y sácale el mayor partido!


Persevera y triunfarás: todos nos sentimos inseguros en algún momento, es parte de nuestro ser, entonces cuando sientas que te falta confianza en ti mismo tan sólo…

Se comprensivo contigo mismo, no te critiques de manera negativa.

Aprende de lo que ha ocurrido, piensa en mejores soluciones que te hagan sentir mejor contigo mismo y recuérdalas para las próxima vez.

Comparte tu experiencia, confusión, problema con alguien a quien le importes, quieras y tengas confianza.

Recuerda cuáles son tus puntos fuertes y todo lo que has conseguido hasta ahora.

Respira y sigue adelante.


Para que te pongas manos a la obra, hemos preparado una #meditación para ayudarte en este proceso.


La meditación


Prepara tu espacio…

Elige el lugar donde te sientas cómod@, prepara todos los elementos que gustaría que te acompañe en tu meditación.


Puedes encender una vela, puedes poner música relajante de fondo. reúne tus amuletos que te ayuden a aclarar tu mente, que te den mayor confianza en ti mism@.


En el caso que selecciones Piedras y Cristales te recomendamos...

Cornalina y Ojo de Tigre.

La #cornalina ayuda a equilibrar el 1º y 2º #chakra (Chakra Raíz #muladahara y Chakra Sacral #Swadisthana , aportando vitalidad y fortaleza. Favorece la superación de los miedos, las inseguridades y el desánimo. Facilita la capacidad para relacionarse y ayuda a regular las emociones.

El #ojodetigre es una piedra que fomenta la creatividad, fuerza y equilibrio. Representa la unión entre la energía del Sol y la de la Tierra. Favorece el enraizamiento y la manifestación de la voluntad. Ayuda a elevar la autoestima y el estado de ánimo.


Para amonizar tu espacio y tu campo energético puedes encender un incienso, copal, sahumar con salvia o utilizar un Liquid Smudge o Brisa.


Por último te recomendamos el uso de la #Aromaterapia ya que esta terapia natural derivada de la #Herbolaria nos ayuda a despertar nuestras habilidades innatas de sanación y equilibrio, actúa directamente en nuestro sistema nervioso central y límbico.

En este enlace tienes toda nuestra familia de aromaterapia orgánica & artesanal : Aromaterapia de Mayari Alquimia Herbal


La afirmación positiva

Siéntate cómodamente, y haz 3 respiraciones profundas, si necesitas hacer más respiraciones hazlas, siéntete libre.


Cuando tu mente esté clara y concentrada, si gustas, puedes repetir la afirmación propuesta:


“Yo soy una persona completa, digna, poderosa y capaz. Disfruto de las cosas sencillas de la vida y puedo ver la belleza que hay en ellas.

Soy feliz, nada ni nadie me derrumba, tengo la capacidad de aprender de todas las experiencias de mi vida.

Vibro en la energía del amor y de la abundancia. Agradezco todas las bendiciones que tengo y que recibo cada día. Gracias, Gracias, Gracias”.


Al finalizar tu meditación agradece a la energía universal, a tus guías, maestros y a ti mismo por la práctica. Namasté.


Te compartimos nuestro video de You Tube donde podrás realizar la meditación guiada




Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page