top of page

Las 7 leyes Universales, la filosofía hermética

Las claves del funcionamiento de Universo son 7 leyes, son fuerzas que no podemos controlar, cambiar ni anular, pero sí al hacernos conscientes de ellas podemos utilizarlas como herramientas para nuestro mas alto bien.


Estos siete principios universales nos afectan en nuestro plano mental, emocional y espiritual, si gustas conocer más info sobre nuestros planos puedes leer nuestro artículo de blog “DETOX CUERPO, MENTE Y ALMA” , son una guía que al hacerla consciente, parte de nuestro día a día, nos ayudará a conectar con nuestra esencia, manteniéndonos en nuestro centro y despertará todo nuestro potencial, hará visible nuestro propio poder.


¿De dónde surgen estas leyes sutiles?

Hermes Trismegisto en su libro El Kybalion fue el que presento este concepto, de aquí que muchos las conozcan como las leyes herméticas. Este personaje histórico fusionó el legado y sabiduría del Dios egipcio THOT y el Dios heleno Hermes, creando un sistema de creencias metafísicas conocido en la actualidad con hermetismo.





Las leyes universales se basan en principios simples:

1. Todo lo que ES (existe) es ENERGÍA.

2. Las leyes están en continuo funcionamiento. Siempre existen.

3. Las leyes trabajan en sinergia, no podemos ignorar una ley, si lo hacemos, en consecuencia ignoraremos todas las demás.


¿Cuáles son las 7 leyes universales?


1. MENTALISMO: El Todo es mente; el universo es mental. Esta ley también conocida como “la Ley de la Unidad Divina” nos dice que todo esta conectado, que el Universo proviene de la imaginación del Todo. El Todo es aquello que podemos y no podemos ver y proviene de la mente universal, infinita y viviente, por cuanto nosotros percibimos este Todo de acuerdo a nuestra estructural mental, nuestros pensamientos, sistema de creencias y valores. Las acciones materializan nuestros pensamientos, si éstos están en armonía, creamos nuestra realidad manifestando lo que verdaderamente deseamos.


2. CORRESPONDENCIA: Como es arriba, es abajo; como es adentro, es afuera. Este principio se manifiesta en los planos del ser (físico, mental, emocional y espiritual). Nos muestra su interconexión y correspondencia. Si quieres cambiar tu mundo exterior, comienza conociendo y conectando con tu mundo interior. Si descuidamos algún área de nuestra vida, seguramente las otras áreas se verán afectadas. Esta ley se refiere a la “congruencia”, ser congruente con lo que piensas, sientes, dices y haces.


3. VIBRACIÓN: Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra. Todo y todos somos energía, somos frecuencias que vibramos a diferentes niveles. Estos estados vibratorios se manifiestan en una escala desde la intensidad infinita (frecuencias más altas) , la vibración del espíritu hasta las frecuencias más bajas: la más pequeña forma de materia. Entonces lo que debemos hacer es alinear nuestra frecuencia vibratoria de acuerdo a nuestras intenciones, nuestro deseos. Elevar nuestra frecuencia para atraer aquello que vibra alto.


4. POLARIDAD: Todo es doble, todo tiene dos polos; dos lados, dos aspectos, un par de opuestos, iguales en naturaleza (en realidad son lo mismo) pero con múltiples grados (dentro de la escala vibratoria positivo-negativo) entre los dos extremos, ambos se atraen y se armonizan en el equilibrio del cosmos. Aquí lo importante es observar y reconocer aquello que queremos cambiar (emoción, pensamiento) y elevar su vibración hacia el polo positivo, lo que se diría comúnmente… “mirar el vaso medio lleno”, permítete sentirte enojado, triste… aprende de esta experiencia, pero suéltala, déjala pasar, transforma.


5. RITMO: Todo fluye y refluye; todo tiene sus períodos de avance y retroceso, todo asciende y desciende. Este principio va unido a la ley anterior, a la de polaridad: siempre que exista una acción habrá una reacción. Esta ley rige para todo y todos, energía, materia, animales, mundos, mente… Nos muestra que no importa lo mal que estés en este momento, TODO PUEDE MEJORAR. Que no siempre ganamos o perdemos, que debe de existir un balance. Esta ley nos enseña la importancia de disfrutar y aprender de la experiencia, sea buena o mala. Y que la vida es un flujo cíclico, a veces estarás arriba y otras abajo; entonces fluye con la vida y aprende cada lección que te pone delante para tu autoconocimiento y evolución.


6. CAUSA Y EFECTO: Toda causa tiene su efecto; todo efecto tiene su causa. Nada ocurre casualmente. Causa y efecto residen en los acontecimientos, que son resultado de un suceso anterior. Esta ley pone en manifiesto que somos los creadores de nuestra realidad, que debemos asumir nuestras responsabilidades, observando cuáles son las causas de los efectos que queremos cambiar. Debemos pensar qué causa debemos crear para obtener el efecto que deseamos.


7. GENERACIÓN O DE GÉNERO: Todo en este universo contiene energía femenina y masculina. Lo primero y principal aquí es aclarar que esta ley no se refiere al género físico de los seres humanos (hombre-mujer), a su sexualidad. Sino que se refiere a la energía arquetípica de los géneros femenino-masculino (yin-yang). La energía femenina receptiva, creativa e imaginativa. La energía masculina dinámica, activa, agresiva y la que regula la capacidad de dar. Ya seas hombre o mujer, todos tenemos estas energías presentes, lo importante es su equilibrio e integración. Gracias a su armonía podemos explorar y explotar todo nuestro poder creativo.


te invitamos a que hagas este recorrido con nuestra meditación guiada


Quizás te traiga recuerdos, memorias, experiencias, emociones, pensamientos…

Quizás te ayude a tener una nueva perspectiva...

Quizás tengas que repetirlo una y otra vez para interiorizar esta consciencia…



Gracias por tu compañía!


Bonito dia, Bonita vida!

Bendiciones & Namaste

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page